Derecho bancario: preferentes/subordinadas, bonos Popular, acciones Bankia, valores Santander, PFE y otros productos bancarios. Cláusulas suelo.

despacho-cuadrado1

En MRV recuperamos su dinero sin que usted tenga que incurrir en gastos:

ACCIONES DE BANKIA: En julio de 2011 BANKIA sacó a Bolsa el 55% de su capital captando un total de 3.300 millones de euros en el mercado bursátil. De esta colocación, el 60% se hizo a inversores particulares sin formación inversora y escasos, o nulos, conocimientos sobre el mercado bursátil. En la campaña publicitaria desplegada en aquel momento, el banco prometía el 7 % de rentabilidad y que la entidad tendría unos 410 millones de euros de beneficio, a finales de 2011.Con esta información se captaron a miles de inversores. El Tribunal Supremo ha anulado la compra de acciones por engaño, reconociendo que existían “graves irregularidades” en el folleto de oferta pública de títulos de la entidad.

CLÁUSULAS SUELO: Los clientes afectados firmaron sus respectivos préstamos hipotecarios sin ser informados de la existencia de esta cláusula, ni de las consecuencias económicas que la aplicación de la misma iba a conllevar respecto al importe de las cuotas del préstamo.El 9 de mayo de 2013, el Tribunal Supremo dictó una sentencia en la que declaraba nulas todas las cláusulas suelo que no cumplieran con los criterios de transparencia. Tras ésta, si bien algunas entidades han optado por suprimirlas, otras se están resistiendo, obligando a sus clientes a iniciar acciones judiciales para conseguir la eliminación de la citada cláusula, así como la devolución de las cantidades indebidamente pagadas.

PARTICIPACIONES PREFERENTES y OBLIGACIONES SUBORDINADAS: Las preferentes y subordinadas se han comercializado, en su gran mayoría, entre clientes minoristas con un perfil de contratación ajeno a productos de inversión complejos, sin información correcta de los riesgos del producto. Esto se ha traducido en innumerables resoluciones favorables a los afectados por estos productos, obligando a la entidad financiera (Bankia, Caja Duero, Caja España, Banco CEISS, Catalunya Caixa, Bankinter, Eroski y Fagor, Novagalicia, Abanca y CAM) a reembolsar las cantidades invertidas incrementadas en los intereses legales desde la fecha de comercialización.

BONOS POPULAR: En el 2009, el Banco Popular comercializó los Bonos Subordinados sin informar de sus riesgos y entre clientes minoristas, que no tenían el perfil necesario para suscribir los bonos. El producto se comercializaba como de renta fija (similar a un plazo fijo) con una rentabilidad muy atractiva, durante los años de rentabilidad fija, pero, en realidad, se trata de un producto hibrido, que pasará a ser una inversión de renta variable en cuanto los bonos sean canjeados en acciones de la entidad.

VALORES DEL SANTANDER: En el año 2007, con el objetivo de obtener financiación para la adquisición de la totalidad de las acciones del banco holandés ABN AMRO, este banco llevó a cabo una emisión de títulos (Valores Santander). La colocación de este producto se efectúa en un tiempo record. Tal es así, que se empieza a comercializar cuando todavía no se había procedido a inscribir el Folleto Informativo en el Registro de la CNMV. Miles de afectados aceptaron los valores como una inversión en renta fija, con un vencimiento en el año 2012; fecha en la que se convirtieron en acciones del Banco Santander, a un precio superior al del mercado, generando pérdidas de hasta el 55 % del dinero invertido por los clientes.

PFE (Productos Financieros Estructurados): También conocidos como Depósitos Estructurados, son híbridos que tienen apariencia de renta fija pero que en realidad son productos altamente complejos. Se comercializan como depósitos, a medio y largo plazo, con una, aparentemente y atractiva rentabilidad, pero dicha rentabilidad, y el rescate del principal, se encuentra condicionada a la evolución de uno, o varios derivados o a la cotización de un índice, o de un grupo de acciones. Durante los últimos años, las entidades bancarias han comercializado este tipo de productos entre un sinfín de clientes minoristas, con escasos conocimientos financieros, que no encajan en el perfil de inversor para este tipo de productos.

OTROS PRODUCTOS BANCARIOS: Swaps, clips, cobertura de interés, permutas financieras de tipo de interés, hipotecas IRPH, hipotecas multidivisa…